BRUJAS, VIRGENES, MADRES Y PUTAS LAS AMO A TODAS

Brujas, Vírgenes, Madres y Putas las amo a todas. “Un manual para hombres y mujeres” Es un libro que surge de la experiencia de más de 10 años en talleres, seminarios y terapias con más de 3.000 mujeres. En este libro encontraremos las cuatro fases del ciclo de la mujer. Fases sincronizadas con el ciclo lunar, que toda mujer debe conocer, interiorizar, explorar para ser una mujer plena y feliz.

Es importante que una mujer reconozca en los arquetipos de: bruja, virgen, madre, puta y aprenda a descubrirlos, sincronizarlos, aceptarlos. que reconecte con su ser y sus ciclos naturales, su sexualidad, sus deseos y sus formas de amar.

En la fase Bruja hablando de una mujer sabia, una mujer que tiene la intuición y su esencia a flor de piel.
En la fase Virgen no como virgen sexualmente, sino como una mujer independiente e impenetrable.
En la fase madre recordamos el instinto innato que tenemos todas recuperando nuestro útero como cuenco sagrado
Y por último la fase Puta la fase más escandalosa para muchos, la puta, ya que esta palabra nunca ha estado asociada con cosas buenas, pero una mujer puta no es aquella que vende su cuerpo o aquella que anda con uno y con otro, puta es la mujer que conoce de la A a la Z su sexualidad. Una mujer que sabe para qué y cómo funciona su energía sexual y son muy pocas las que entienden esta fase. La energía sexual de una mujer es la más poderosa porque es la que concibe la vida.

Cada fase tiene un lado del cual la mujer puede andar, lo ideal es tener un equilibrio de todas estas cuatro y vivirlas juntas durante toda la vida, una mezcla que hará a la mujer sentirse plena y feliz. No hay que dejar de ser mujer por ser madre o esposa, no hay que dejar de ser fuerte por tener un hombre al lado, no hay que dejar de explorar la sexualidad por la edad o por ser madre, no hay que dejar de ser sabia, aunque su entorno no se lo pida, no hay necesidad de opacar al otro por querer demostrar de que se es capaz.
Los hombres son los más felices de tener una mujer bruja, virgen, madre y puta. La luna una energía con fases que complementa la energía básica y fuerte del sol. Los dos se necesitan y los dos son complemento en la vida.

La energía de la luna que es cambiante y cíclica, cuenta con fases que describe muy bien las características de la esencia femenina. A diferencia de los hombres que los rige la energía del sol, esencia masculina.

height=”300″ /> Autor : KARINA FLANDORFFER PENICHE
  @karinaflandorffer

De nacionalidad Colombo-Húngara, nacida en Montería – Córdoba, es escritora, terapeuta holística, guía de reconexión con lo sagrado femenino y masculino, mujer medicina, creadora de los talleres de Esencia Femenina y Wake Up, investigadora del desarrollo humano y especialización en “Coaching” personal y grupal. Se estrena como escritora, aunque estudió Administración hotelera y es chef, pero después de entender la necesidad de “recordar” lo que realmente es el placer de ser mujer, decidió plasmarlo en las páginas de “Brujas, vírgenes, madres y putas, las amo a todas”.