ASÍ FUNCIONA LA BISAGRA OCULTA DE GALAXY Z FLIP

Con Galaxy Z Flip, Samsung ha llevado la ingeniería móvil a sus límites y ha reinventado la categoría plegable. Ahora, los usuarios pueden abrir el dispositivo y poner la pantalla en diferentes ángulos. Desde tomar selfies hasta chatear por video con amigos sin sujetarlo, Galaxy Z Flip ofrece una experiencia de smartphone completamente nueva, y todo es posible gracias a la bisagra oculta única en su categoría.

Cuando se escucha la palabra bisagra, probablemente se piensa en el componente simple que permite que una puerta se abra y se cierre, no obstante, la bisagra oculta de Galaxy Z Flip es mucho más que eso. Es una maravilla de la innovación y, además, la columna vertebral del dispositivo: sostiene – literalmente- todo el smartphone.

Diseñar la bisagra no fue tarea fácil, se tuvieron que abordar algunos problemas importantes para asegurarse de que estaba lista para el uso diario. En primer lugar, Samsung tuvo que inventar un mecanismo que fuese fuerte, estable y que ofreciese una experiencia fluida, sin añadir ningún volumen adicional. En segundo lugar, Samsung tuvo que encontrar una manera de evitar que pequeñas partículas, como el polvo y la arena, entrasen en el pequeño espacio entre la bisagra y la pantalla.

Para resolver ambos problemas a la vez, los ingenieros de Samsung desarrollaron una tecnología patentada, denominada Hideaway Hinge  (bisagra oculta), que combina dos innovaciones completamente nuevas y revolucionarias: el mecanismo dual CAM y una nueva tecnología de Samsung, tecnología Sweeper, que utiliza fibras de nailon cortadas a una altura micrométrica para repeler la suciedad y el polvo.

Mecanismo dual CAM

Con forma de cresta, se trata de un componente clave de la bisagra oculta de Galaxy Z Flip que ofrece una revolucionaria experiencia de plegado gradual. Gracias a esta tecnología innovadora, Galaxy Z Flip puede abrirse, cerrarse y sostenerse por sí solo en diferentes ángulos. Es la diferencia que existe entre un interruptor de luz, que sólo puede encenderse y apagarse, y un atenuador que ofrece muchos más grados de control.

Además, el mecanismo de dual CAM, diseñado con precisión, mantiene oculta la fina bisagra oculta y Galaxy Z Flip en un tamaño lo suficientemente pequeño como para entrar en la palma de una mano.

Tecnología Sweeper

Mantener limpios los componentes internos es esencial para el rendimiento de un smartphone. El desafío de evitar el polvo y la suciedad es aún mayor para los dispositivos plegables, ya que sus diseños incluyen espacios microscópicos entre el cuerpo y la bisagra. Es por ello que la tecnología Sweeper (o de barrido) es otra innovación clave, que ayuda a proteger el dispositivo del polvo y la suciedad.

Al diseñar la bisagra de Galaxy Z Flip, los ingenieros de Samsung no sólo analizaron los espacios entre el cuerpo y la bisagra, sino que también estudiaron tres condiciones específicas: la elasticidad (para tener en cuenta los cambios en el tamaño del espacio); una flexibilidad duradera (la bisagra se prueba para soportar 200,000 pliegues); y delgadez (para mantener un formato elegante del dispositivo).

Encontrar una solución que protegiera el dispositivo contra las partículas y cumpliera esas condiciones significaba docenas y docenas de prototipos fallidos. Pero entonces, un ingeniero de Samsung observó que la forma en la que se utilizan las fibras en las aspiradoras era similar a la requerida para la Bisagra Hideaway o bisagra oculta. Las fibras barredoras no sólo eran lo suficientemente flexibles como para cubrir todos los huecos a medida que el smartphone se pliega y despliega, sino que también continuaron siendo flexibles después del uso a largo plazo.

Visitas:369