“CUARTODESAL” EL PRIMER CENTRO DE HALOTERAPIA, TERAPIAS COMPLEMENTARIAS NATURALES, NO INVASIVAS.

La sal es uno de los minerales esenciales para la vida del mundo. Forma parte del ecosistema natural, está presente en el mar, la tierra y se encuentra en los organismos de los seres humanos vivos, y en la actualidad, gracias a sus virtudes como antiséptico natural, se ha convertido en la protagonista de una terapia que gana adeptos en todos los países del mundo y que llega a Bogotá, la haloterapia.

CUARTODESAL centro de haloterapia en Bogotá que ha diseñado unas salas que recrean el mejor ambiente de una cueva de sal en la ciudad, utilizando elementos naturales tales como: sal rosada del Himalaya, sal de mina y la tecnología más avanzada en terapias de aerosoles de sal seca; todo para la higiene preventiva, respiratoria, dermatológica y en general para brindar una mejor calidad de vida y bienestar a los asistentes.

Ofrece una experiencia inigualable de salud, bienestar y que responde a las necesidades de terapias complementarias asociadas a salud emocional, física y mental.

Diversos estudios indican que ofrece beneficios y es muy conveniente para el tratamiento de la bronquitis, gripe común, neumonía, rinitis, sinusitis, entre otras. De acuerdo con la Asociación de Terapia de Sal Estadounidense, la haloterapia también tiene una acción positiva en contra de las enfermedades de la piel.

Dermatólogos indican que la haloterapia tiene propiedades antiinflamatorias, antibióticas y relajantes. Algunos expertos indican que la terapia de sal genera el incremento de la circulación a nivel de la dermis, lo que estimula el aumento del colágeno.

Es una terapia complementaria para todos los integrantes de la familia, desde niños de 3 meses, hasta personas de la tercera edad; e incluso, es apta para mujeres embarazadas previa autorización de su médico tratante.

“CUARTODESAL piensa en todos los miembros de la familia, inclusive, nuestras instalaciones están adaptadas para atender personas con movilidad reducida, permitiéndoles un espacio cómodo y seguro”, asegura Joxsan Salazar.

El centro ofrece un microambiente salino, especialmente diseñado y construido con los más altos estándares globales de calidad. En cada sesión, el paciente disfrutará de un ambiente saturado de pequeñas partículas de sal ionizadas que respirará normalmente. Mientras inhala y exhala, estará mejorando su salud, aumentando drásticamente la energía, y con ello, mejorando el estado de alerta mental, reduciendo el estrés y aumentando la sensación general de bienestar

En las salas, la sal que se respira es sal farmacéutica con 99.5% de pureza importada de Dinamarca. La sal de las paredes y del piso, es sal de la mina de Zipaquirá y los ladrillos son de sal del Himalaya, importados de Paquistán.

Cada sesión tiene una duración de 45 minutos, tiempo apropiado para que el usuario se relaje, escuche música y realice respiraciones profundas inhalando estas micropartículas de sal que tanto benefician la salud.

Para conocer más sobre la Haloterapia, se puede acceder al siguiente sitio web: www.cuartodesal.com

Visitas:497