LOS NIÑOS DEL ÁFRICA

0
144

Es una obra que confronta, que perturba y que habla de lo más oscuro del comportamiento humano. Intima, cruel y en ocasiones desgarradora, así es la nueva creación de la Compañía de Teatro Quinta Picota, bajo la dirección de Alexis Rojas, la dramaturgia de Santiago Mechant y las actuaciones de Anderson Ballesteros y Julián Mora. Pieza con la cual inician la celebración de sus 10 años de labores artísticas, a la que se suma La Sala fábrica de hechos culturales como escenario; espacio que día a día se consolida como una ventana de las artes escénicas de la ciudad.  En temporada de estreno del 19 al 24 de marzo.

En la barra de un bar se encuentra Victorino, interpretado por Anderson Ballesteros, un escritor de obras de teatro, obras macabras, con Enrico, Julián Mora, un barman suspicaz e interrogador, pero con un siniestro secreto; hace un frío terrible, posiblemente llueva, pero es un día especial que cambiara sus vidas o ¿quizás? ¿ya cambiaron y ello no se dieron cuenta? Victorino viene acorralado por voces repetidas, angustiantes, tras un trago y otro los recuerdos y resentimientos se harán presentes, invadirán su mente. Él usa la palabra como defensa contra los espejismos que deambulan en su propia oscuridad, delirios de niños destrozados por bestias salvajes; es un juego perverso. Quiere hacerse inmortal escribiendo una genialidad que lo ayude a vengarse de su vida malograda, mezcla de rabia, muerte y azar.

“Los Niños del África habla de lo delicado que está el mundo por causa del comportamiento humano. Nos hace ver que cada acción tiene una consecuencia, a veces visible solamente a través de los años. Nos habla de una víctima que fácilmente puede convertirse en victimario”. Comenta el director sobre la obra. Esta pieza, además parte de un fuerte entrenamiento físico de los actores, así como un riguroso trabajo de mesa que buscaba desmenuzar el texto para descubrir su esencia y sus sorpresas, contenidas especialmente en los traumas de Victorino. “Allí encontramos un tesoro dramático: el abuso sobre la inocencia, sobre lo más vulnerable, específicamente sobre los niños. Ese es el punto neurálgico alrededor del cual gira esta historia” concluye.

Cada detalle de la puesta en escena tiene su origen en el texto y se fundamenta en un equipo de artistas y creadores como Gloria García, que una vez más, ejerce la dirección de vestuario, generando un resultado entre belleza, elegancia y crueldad. A la dirección musical y sonora llega Alejandro Buitrago que enfatiza el carácter del bar, así como la melancolía y dolor que cargan los personajes, logrando una narrativa cercana al cine.  El diseño de escenografía está a cargo de Casandra Hernández quien lleva al público lejos de los estereotipos convencionales.

“Quinta Picota es una compañía ya madura, con integrantes apasionados por la labor teatral. Buscadores incansables de su máxima expresión en el escenario, y, sobre todo, con mucha unión y fortaleza como equipo. Se conocen a fondo, conviven día a día, siempre con la actitud creadora en la mente. Mi experiencia con ellos fue la del descubrimiento de una complicidad que va más allá de las fronteras, por eso celebro este aniversario”.  Afirma el actor, director y dramaturgo mexicano Iván Olivares

Del 19 al 24 de marzo

Martes a domingo a las 7:30 p.m.

Lugar:  La Sala- Fábrica de Hechos Culturales – Carrera 22 No 41-28

DEJA UNA RESPUESTA