LA FELICIDAD ES UN ELECTROCARDIOGRAMA

0
1575

“La felicidad es democrática: tú la eliges”

· Andrés Ramírez completa seis años como el primer profesor de felicidad en Colombia con un récord de más de 2.500 estudiantes

· A través de Plurum, Andrés Ramírez, José Miguel Caro y Juan Guillermo Báez realizan una transformación social desde el sector empresarial

Aunque se podría pensar que la felicidad es un tema light, realmente es más serio de lo que parece. “La felicidad es democrática: tú la eliges” es la frase con la que Andrés Ramírez, primer profesor de la felicidad en Colombia pretende que cada individuo asuma la responsabilidad de su vida y no la delegue en otro. Es un convencido que a todas las personas le pasan cosas malas pero la diferencia radica en cómo se asumen.

“Solo logro ser feliz cuando tomo decisiones. A veces uno cree que tiene que hacer grandes trasformaciones para que pasen cosas, pero la diferencia está en los hábitos que creamos con la revolución de las pequeñas cosas. Lo imposible no sucede a partir de hacer lo imposible, pero haz lo posible todos los días y eventualmente lo imposible sucede”, asegura Andrés Ramírez.

Además de ser consejero de adicciones y conferencista internacional, completa seis años como profesor de la felicidad en las Universidades Rosario, Sergio Arboleda y Cesa. Por sus clases han pasado más de 2.500 estudiantes. “Comparto historias que permiten aprender desde la emoción y no me caso con dogmas. Me considero un facilitador del conocimiento, no instruyendo sino educando y educar es extraer. No considero que tenga una cátedra magistral sino una conversación con estudiantes”, asegura Ramírez, quien agrega que la finalidad de sus clases es dar herramientas para que las personas se relacionen mejor, aprendan a expresar sus emociones y enfrenten los estímulos que la sociedad les pone en el camino.

A las personas se les olvida que la sociedad siempre ha crecido a partir de la adversidad nunca del éxito. “Los seres humanos no entendemos que hacemos parte de una humanidad, sino que segregamos todo y queremos hacer parte de círculos. Nos cuesta mucho la diferencia. Yo trato de dar herramientas a la gente para que sean más tolerantes con la diferencia, enfrenten sus adversidades y construyan a partir del desacuerdo”, indica Andrés Ramírez.

De hecho, este modo de ver la vida lo ha trasladado a la experiencia organizacional de la mano de sus dos socios: José Miguel Caro y Juan Guillermo Báez. Desde la consultora Plurum empoderan a trabajadores y jefes para que sean una base importante de una formación continuada.

A muchas empresas se les dificulta un buen clima organizacional y producen trabajadores infelices e improductivos, según el diagnostico de Plurum, consecuencia de la incoherencia. “La responsabilidad de una organización es crear el mejor entorno posible y eso implica establecer un esquema cultural donde si la gente me importa se lo demuestro. Las relaciones son fundamentales y formar equipos felices y comprometidos también. Si se lidera con autoritarismo se genera un clima de desconfianza y de trabajadores que no asumen desafíos como resultado, habrá clientes insatisfechos”, considera José Miguel Caro, director de Plurum.

No solo se trata de tener una política de pago justa, sin importar el cargo, a la gente le duele el no reconocimiento y el no sentirse retado ni involucrado. Andrés Ramírez, creador de sueños de Plurum indica que “se debe lograr que el trabajador deje a un lado el compromiso transaccional y pasional para que asuma un compromiso emocional, el mismo que hace que la persona juegue donde la empresa lo necesita generando valor”. 

Juan Guillermo Báez, director comercial de Plurum, explica que Plurum ofrece tres soluciones a las empresas: felicidad y bienestar, a partir del modelo de gestión (ADN-F) se implementa estrategias para la transformación cultural y el fortalecimiento del liderazgo individual; recompensas y reconocimiento, diseña una propuesta de valor que asegure resultados sostenibles mediante sistemas innovadores de recompensa logrando así fidelización del talento y finalmente la solución de propósito y valor organizacionalasesora el diseño del modelo de negocio para fortalecer la marca empresarial y la alineación del equipo humano.

La felicidad es un electrocardiograma

porque significa estar vivos. La felicidad no es ausencia de dolor. Al Igual que el electrocardiograma uno no está vivo por una línea recta, sino que esos altos y bajos que da la vida y cómo lo sorteamos son los que definen que estamos vivos”, afirma su autor.

Ramírez resalta que su libro no trae la formula mágica para ser feliz, sino que a partir de historias, opiniones y cuestionamientos busca elevar la consciencia para que las personas hagan algo por ellas mismas. “La vida la vivimos de manera más feliz cuando somos más coherentes, vivimos en gratitud, servimos a otros, cuando nos relacionamos con pasión y somos resilientes, pero especialmente cuando asumimos la responsabilidad de nuestras acciones”, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA