VICTORIA HERNANDEZ : UNA SEÑORA ACTRIZ, MAESTRA DE LA ACTUACION

0
284

Por WILSON ORTIZ /CHUCHU
@wilsonortizchuchu
PERIODISTA

Victoria Hernández  se define como “ Soy una mujer en una  búsqueda permanente de simplificación del arte que elegí como forma de vida y que en el plano personal me preocupa mucho la justicia.

¿En su niñez se vio proyectada en el mundo de la actuación?

Me gustaba cantar rancheras y tenía mucho éxito entre los vecinos y amigos, jajajaja. Para cantar rancheras se requiere un alta dosis de histrionismo. Pero la actuación llegó en la adolescencia.

¿Ese proceso de vincularse la actuación como fue y quienes participaron de esa formación?

Mi tía, Ligia Hernández, con la que vivía, me llevó a ver una obra de teatro al Teatro La Mama. Ese día, mi primera vez en un teatro, supe que me quería dedicar a esto el resto de mi vida. Luego, mi profesor de teatro del colegio, Harold Zapata, fue muy importante para enamorarme definitivamente. Sin embargo no fue una decisión que tomara al terminar el colegio, me daba miedo, me fui e intenté estudiar otra carrera pero no pude, el teatro ya había hecho lo suyo en mí y yo tenía que volver. Entre a estudiar al Teatro Libre y así fue ocurriendo todo.

¿Ha estado en variedad de producciones de gran éxito,    que recuerdo le deja cada uno de esos personajes que interpreto y en que producción?

Paraíso Travel, la película. Ser dirigida por Simón Brandt fue maravilloso. Creo que alcanzamos un gran nivel y precisión con Fabiola.

Correo de Inocentes, la serie. La fórmula era perfecta, un buen libreto, todas mis escenas eran con Margarita Rosa y la batuta de Klych López. Eso no podía fallar. Siento que fue un gran producto y un hermoso personaje.

Las detectivas y el Victor, telenovela. Aún la gente recuerda a “Doña Nervios” jajajajaja una anti mala. Un personaje que no existía y que fue construido de la mano de los libretistas Héctor y Cáceres y dirigido por el gran Pepe Sánchez. Me divertí muchísimo.

Karabudjan, serie para televisión española. Estaban empezando a venir de afuera a filmar a Colombia y tuve la suerte de “estrenar” una serie de privilegios técnicos y artísticos. Dirigida por Felipe Martínez con quien hice n click que fue como magia y logramos una personaje lindo.

El silencio del Río, película dirigida por Carlos Triviño con una historia bellísima, personajes entrañables y con la que además pude ir a un festival de cine en Beijing. Un cine que a mí me interesa muchísimo, que cuenta el país de una forma cruda y poética al mismo tiempo.

El man del porno, o Donato Rocca o no sé finalmente cómo se llamará, jajajajaja Una película que se estrenará este año y que dirigió Mateo Stivel, de mis grandes amores como director. La historia es muy divertida y creo que logramos una comedia muy bien hecha.

Bonus: Un cortometraje que estará en mi corazón siempre, Se venden conejos, dirigida por Esteban Giraldo y producida por Juan Manuel Betancourt.

¿Tiene otras facetas en el mundo del arte?

Escribo, dirijo, actúo y enseño, no me queda tiempo para tener más facetas, jajajajajaj. Mi frustración es no tocar ningún instrumento y este año de cumpleaños #50 me daré clases de piano.

¿En el teatro  de cuales personajes  le han  marcado y en que obras ha tenido oportunidad de participar?

El teatro es mi gran amor, todo lo que he hecho me gusta, me marca, me transforma. Recuerdo con especial cariño, Venecia, una obra en la que hice el reemplazo por unos días De Marcela Benjumea y que a pesar de ser una comedia ligera, es una historia de una belleza increíble y de una gran sutileza. Además me dejó tres amores: Diana Angel, Margalida Castro y Diego León Hoyos. Hice en Reflejos, escrita y dirigida por Matias Feldman, una madre muy particular que me dio problemas al principio pero adoré luego. Por último una obra que esta En proceso, Silencio, el niño está dormido, escrita por Felipe Botero y dirigida por Ramsés Ramos, me está sacando ganas pero sé que al final, será un gran crecimiento.

Hablemos de su labor como directora de teatro

Es en lo que más cuidado pongo de todo lo que hago, me genera mucha inseguridad pero también mucho placer. Me gusta el teatro que dice cosas, que muestra mi posición política y social, que habla de los conflictos del hombre contemporáneo. Mis últimas obras como directora han sido regalos increíbles, dirigir a grandes actores como Don Gustavo Angarita, no tiene precio. Actualmente está en cartelera “Bernarda Alba en blanco y negro”, una adaptación mía del clásico de Federico García Lorca contada desde mi experiencia como directora del grupo de teatro de la cárcel para mujeres. Tal vez la obra más mía hasta el momento. Y con un elenco de lujo, grandes actrices que confiaron en mí y le dan vida a esta historia cada noche. Si eso no es amor, no sé qué otra cosa puede ser.

¿Que debe caracterizar a un verdadero actor?

Un verdadero actor debe amar el oficio más que su éxito personal, debe entender que hay que estudiar y trabajar cada día de forma generosa en el objetivo de ser un mejor  actor, más que en un producto, pero es difícil en una industria en la que la firma importa más que el contenido.

Los jóvenes  de ahora creen que la cara bonita y el cuerpo son los pilares para ser actor, que consejo les da a estas personas?

Que la industria les exige estar bien físicamente, pero que su objetivo no puede ser sólo cumplir con esos estándares de belleza, que si se estudia, se profundiza en el oficio, incluso como negocio, será mejor porque tendrán más opción de estar vigentes más tiempo.

¿Ha rechazado algún personaje  y porque lo hizo?

Si. Por presupuesto. No logro entender que si es un negocio para la productora, no pueda ser un trabajo bien pagado para el actor.

¿Qué obra le gustaría  dirigir en el teatro  y a quienes le gustaría tener en ese elenco y porque?

Orfeo desciende, de T. Williams. Me gustaría tener a todos los actores que han confiado en mí como directora de teatro hasta ahora y sumaría a Diana Belmonte, jejejeje

¿Qué mensaje le quiere heredar a aquietas personas que quieren hacer parte del mundo de la actuación?

Que sí actuar es algo que harían gratis y por el resto de su vida, están en el camino correcto. Eso no significa que no deban cobrar, significa que para saber si aman algo, deben preguntarse si lo harían aún sin beneficio económico, aún sin llegar a ser famosos.

¿Cómo ha sido su participación en el mundo del cine y que le ha dejado esa experiencia?

El cine es el lugar en el que de manera más íntima y honesta se busca la verdad. He tenido la suerte de hacer 10 películas, casi todas muy independientes y todas me han dejado una relación muy cercana con el director, aunque no los vea nunca, el lazo que creas con un director en cine es muy fuerte.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA