MANUEL BUSQUETS, HA CONOCIDO LAS MIELES Y LAS HIELES DE LA FAMA

0
2930

@manuelbusquets

PERIODISTA: WILSON J. ORTIZ SANCHEZ
Articulo Completo: ver

‘Planeta Niños’, el sueño que llenó de pasión a este gran actor colombiano.

Manuel Busquets, uno de los actores con más histrionismo que ha tenido no solo la televisión, el teatro y el cine. Saboreo todas las mieles del éxito pero eso desemboco en alcoholismo y drogadicción. Su ingreso al mundo de la actuación fue desde pequeño. Siempre quiso ser actor, por ello iba al cine a matiné, e interpretaba al zorro con la capa, persiguiendo a sus amigos en las calles de Cartagena luchando a espada. Tenía el sueño con los héroes que veía en las pantallas de cine porque no había televisión. Desde pequeño me llevaban a ver las obras, ya fueran musicales o de teatro que llegaban al país; al Teatro Colón. Tuvo esa inclinación y ese amor hacia el arte.

¿Su familia influyo para su ingreso al mundo del arte?

Provengo de una familia aristocrática, altamente conservadora. Sin embargo, productora de muchas artistas. De mi familia han salido: pintores –como mis primos- unos tíos poetas. Mi papá era español -que no tuvo nada de artista- fue gerente y relacionista público de la Esso que vino a Cartagena contratado por la Tropical Oil Company. En una fiesta que realizaron conoció a mi mamá Eulalia Román una niña bailadora, feliz, bella y se enamoraron. En esa circunstancia yo crecí rodeado de cámaras, fotografía, empecé a trabajar en publicidad en mis vacaciones en McCann Erickson la empresa que manejaba la publicidad de mi papá aunque él decía que no era ético. Posteriormente hice una publicidad de gelatina Royal, ahí empecé a trabajar en la televisión y mi primer programa de radio ‘Estéreo cita’ hacía cu- ñas, allí traje el twist y lo enseñé a bailar por la radio.

¿Cuáles han sido los cinco personajes que han marcado su vida como actor en la televisión?

En el año 93 y 94, el personaje que más ama la gente, es el “Doctor Latorre” en la producción ‘Café’, él era el álter ego de los papás de los Vallejo. Esta novela fue muy aceptada por los colombianos y yo veía cómo se apresuraban por oírla en la radio la narración. Un personaje que yo amé fue “El Obispo” de la ‘Momposina’. Lo escribió Bernardo Romero y solo quiso que yo lo interpretara y me dijo que tenía que subir 15 kilos para realizarlo. Otro papel fue en el ‘El Alcalde’ con el Capitán Gallego, el cual lo escribió Jairo Aníbal Niño, se adelantó en la historia al plasmar la elección por voto popular y prevalecían los capos del pueblo que no querían que lograra. Escribió mi personaje como un capitán retirado, multimillonario y tenía una casa en el tope de una montaña en forma de buque. Este señor se dedicaba a escribirles cartas de amor a los jóvenes del pueblo para que se lo enviaran a las novias o a los novios a través de una botella que dejaba en las puertas. Tenía el cabello negro, pero me pintaban de blanco, con bigotes. En la novela yo me enamoraba de Maguso, una actriz maravillosa y graciosa, en una escena yo la invitaba a cenar frente al mar, pero la llevaba a la casa, se sentaba y luego se daba cuenta que el plato de sopa era agua de mar y conchas. La novela ‘El precio del silencio’, el papel lo escribió Gustavo Bolívar. Un jefe de la mafia que aparecía de espaldas donde prevalecía mi voz, solo se veía unas pantallas por las que estaba al pendiente de todos los mafiosos que trabajaban para él. A los cinco capítulos tuvo un accidente de avioneta y se quemó media cara. Posteriormente se enamora del personaje que interpretaba Carolina Sabino, así que construye una casa de vidrio para poner tenerla allí. ‘La tormenta’, entré a hacer un padrino bueno, el escritor quiso sacarme de la producción un mes para que yo regresara de barba, bigote y convirtiéndome en el malo que se quería quedar con todo. Y se aseguraron de que muriera el personaje en todo el aspecto.

Cuéntenos acerca de su trayectoria en cine

Yo estudié en Canadá y me gradué en Producción Cinematográfica y Arte Dramático. Soy productor de cine, lo ejercí por muchos años y tengo 15 Indias Catalinas por mis comerciales y dos por mis cortometrajes como: la campaña de contaminación ‘todos somos responsables’ de Suramericana de Seguros, una película de ecología que representó a Colombia en el Festival de Cine en Italia, Made in Colombia que se ganó el premio en Cartagena en los años 70’s, luego hice largometrajes de mi empresa con Claudia de Colombia hicimos ‘Tiempo para amar’, que la dirigió mi socio Manuel José Álvarez, porque yo estaba llevado con el trago y la droga. Luego hice la dirección de actor del gordo Benjumea como taxista, le cambié completamente la estructura actoral y convertimos una más de las películas de Nieto Roa en un hit cinemtatográfico; ‘el taxista millonario’. Posteriormente el gordo Benjumea y yo escribimos un nuevo libreto, el cual dirigí y se llamó ‘Padre por accidente’ con mayor asistencia

DEJA UNA RESPUESTA